10 tips para hacer un buen moodboard

María Eugenia Josa, doctora en creatividad aplicada y profesora de ISEM, explica los pasos que debemos seguir para realizar un moodboard

¿Cuántas veces has escuchado la palabra moodboard últimamente? No solo en el ámbito de la moda, sino también en nuestra día a día; parece que es un término que está más de moda que nunca. Todo el mundo siente la fiebre de los moodboards y hasta a ti te pica un poco ese gusanillo creativo, ¿verdad? Pero, ¿sabes realmente lo que significa?

Moodboard significa, literalmente, “tablero de inspiración”; dicho así, parece simple, pero una vez te pones a ello, descubres la complejidad del asunto. María Eugenia Josa, doctora en creatividad aplicada y profesora de ISEM, lo define como “una herramienta creativa que nos ayuda a crear el universo visual de un proyecto”. Es decir, exponer y aterrizar una idea de forma gráfica y visual.

La profesora Josa nos da las claves para aprovechar estos días en casa para hacer un buen moodboard, ¿te lanzas a la piscina?

1. Antes de empezar debes de tener una idea clara de lo que quieres plasmar, cuál es tu objetivo con este moodboard. Recuerda que su principal misión es proporcionarte inspiración para un proyecto: son las ideas que se verán en ese proyecto y que van a marcar todo el proceso creativo.

2. El moodboard puede ser físico, con revistas, tejidos, pinturas…, o digital, para ello puedes ayudarte de Pinterest, Niice o Dropmark ¿Por cuál te decides? ¿Eres más tradicional o de versión 3.0?

3. Una vez decidida si será una versión digital o física, lo primero que debes hacer es reunir el “material”: fotos, tejidos, texturas, frases, palabras, colores, tipografías, objetos, paisajes… Todo aquello que te sirva de inspiración.

4. Elige las tonalidades que mejor representan tu idea; esas tienen que ser las que predominen en el moodboard.

5. Selecciona las palabras clave que tienen que ver con la idea que quieres reflejar. Busca imágenes que evoquen esas palabras clave.

6. Busca un hilo conductor: una especie de guía que te ayude a contar la “historia” de tu proyecto.

7. A medida que tu moodboard vaya cogiendo forma, te darás cuenta de que probablemente no todas las imágenes que has buscado encajen. Elimina sin problema lo que no te guste.

8. Un moodboard no solo se compone de imágenes: acuérdate de incluir también esas palabras y frases que has ido encontrando y que reflejan a la perfección tu idea.

9. Pon especial atención en la estética y cuida la composición y la gama cromática. ¡Cuánto más atractivo sea tu trabajo, más ganas tendrás de seguir trabajando y ponerlo en marcha!

10. No seas demasiado literal y no tengas miedo de mezclar mucho. Muchas veces las grandes ideas surgen de los conceptos y perspectivas más revolucionarias.

Como hacer un moodboard

Noticias más vistas

Archivo